Consejos para mejorar tus finanzas personales: la tarjeta de crédito

Una herramienta actual que puede ser un sueño hecho realidad o una gran pesadilla para las finanzas personales, son las tarjetas de crédito. Ahora bien, esto depende de la forma en que las manejen, pues muchos consideran que es una forma sencilla de comprar todo lo que se les atraviese, mientras que otros temen usarlas por temor a no poder pagar sus deudas. Si eres de los que no sabe qué hacer con tu tarjeta, te recomiendo que leas estas recomendaciones.

  1. Revisa cuánto dura el periodo de gracia: hay bancos que otorgan de 20 a 25 días para comenzar el saldo de la deuda sin tener que pagar los intereses. Sin embargo, hay muchos que no lo hacen así y te lo cargan enseguida. Así pues, cuando contrates una tarjeta, mira qué tipo de plazo te están ofreciendo, pues si no tienes periodo de gracia, posiblemente termines pagando más de lo que habías planeado para tu gasto total. Así pues, hay que revisar esto, para evitar caer en las garras de las tarjetas que sólo quieren sacar el dinero de nuestros bolsillos a través de nuestras compras, para que no nos quedemos sin nuestro presupuesto inicial.
  2. Aunque su nombre no lo indique, las tasas fijas pueden cambiar de un momento a otro. Cuando una empresa establece una tasa, la establece por un periodo en el que no va a cambiar, hasta que ella decida cambiarla. Supongo que debe haber un mínimo de tiempo que debe existir, pero con avisar 15 días antes a sus usuarios, es suficiente para que no tengan que rendir cuentas por ese aumento de intereses.

Si eres de los que acostumbra tirar la correspondencia del banco a la basura, especialmente cuando no son recibos de pago, te recomiendo que no sigas con esa costumbre, pues probablemente hayas tirado una notificación del cambio de la tasa de interés. Lo mejor es abrirlos, para aunque sea leer de qué van.

  1. Las consecuencias que puede traer no pagar a tiempo la tarjeta de crédito pueden ser muy fuertes con tus finanzas personales. No es tanto lo que te puedan cobrar de multa por pasarte del día en que lo tenías que pagar, sino lo que tienes que pagar de intereses posteriores. Hay artículos que rigen la multa máxima a pagar por deudores de tarjetas de crédito, y la verdad, no es tanta la cantidad que debe pagarse. Pero las dificultades surgen porque no ponen restricciones a los intereses aplicados por los bancos. Así pues, los bancos aprovechan esta laguna jurídica para poner los intereses de tu deuda hasta los cielos. Y no sólo de tu deuda, sino también de cualquier adquisición que hagas posteriormente con esa tarjeta. En Prestadero recomiendan ampliamente no utilizarlas tanto y no sobrepasar lo que podemos pagar por nuestra propia cuenta.

Si creías que sólo tenías que pagar esa deuda e irte a otra tarjeta, lamento decirte que no es tan sencillo. El aumento en los intereses afectará a tus otras tarjetas, ya sea que las tengas al corriente o no. El motivo no me queda muy claro, pero es un hecho que puede llegar a pasar si te atrasas.

  1. Las pérdidas de capital también son inevitables cuando llevas tus cheques de banco a pagar otras deudas externas. Tan sólo el cambio te puede generar intereses que no habías pensado y te saldrá más caro que pagarlo con efectivo.

Si de plano notas que no te llevas bien con los créditos, y no le busques, pues una tarjeta te puede traer más problemas que soluciones. Reflexiona bien y revisa tu contrato antes de que consigas una.