Desde refacciones hasta los peores coches en toda la historia

Unas semanas atrás, me vi obligado a salir en busca de algún lugar que me inspirara confianza y me pudiera vender refacciones para mi auto, que se me descompuso gracias a la ciudad tan bondadosa que es el DF con sus calles siempre tan llenas de baches. Durante esta búsqueda que les estaba comentando, me topé con una exposición que me llamó mucho la atención, pues ya que yo estaba buscando algo para mi auto, y la exposición era justamente de autos viejos, y por eso decidí hacer una pequeña pausa en mi búsqueda personal para darme el tiempo de recorrer esta expo que me llamaba la atención. A cada paso que daba dentro de esta expo, me di cuenta que algunos de estos autos eran muy viejitos, pero que se mantenían en muy buen estado.

Mientras más autos veía, más me sorprendía cómo era posible que existieran personas que se dedicaran en cuerpo y alma a mantener estos autos, ya que es una labor que toma mucho tiempo y que es verdaderamente costosa, pues estas autopartes ya no circulan actualmente en el mercado, y más porque estos autos ni siquiera son para conducirlos, simplemente para verlos. Luego de meditarlo por un rato, concluí que esta es una de las tantas cosas que yo nunca haría, y menos con algunos de los autos que pude ver en aquella exposición, ya que estaban muy feos desde mi parecer. Después de recorrer toda esta exposición, sinceramente ya me dio flojera buscar las autopartes que necesitaba, por lo que mejor las busqué y encontré por internet (en este link http://www.seccionamarilla.com.mx/categorias/refacciones-y-accesorios-para-automoviles-y-camiones) y luego me puse a investigar un poco más sobre la historia de los autos, particularmente de los más feos, y esto fue lo que encontré.

Resulta que uno de los autos más feos que se hayan creado en toda la historia automotriz era el Mercury Zephyr que salió a la venta en 1978. Zephyr es una palabra que sacaron de un dios griego llamado Zephyrus, mismo que siempre traía una brisa en todos lados en los que se aparecía. El caso de este auto no tenía nada que ver con el del dios, ya que más bien parecía que por cada lugar en el que este auto era visto, se extinguía por completo la vegetación existente. Posteriormente, pude encontrar una entrevista hecha a una persona que se dedicaba al negocio automotriz desde hace varios años al tener su propia tienda, misma que era muy conocida en todo Estados Unidos, y esta persona decía que este auto era una verdadera vergüenza al igual que todos los autos que se crearon en aquella década.

Otro modelo que es realmente vergonzoso para la historia de los autos es uno creado por la Ford, el modelo Edsel Corsair del año 1958. Aparentemente, en esos tiempos sorprendió que el auto fuera tan feo ya que la inversión que se le dio a este modelo en particular fue muy alta para los presupuestos que se manejaban en esos tiempos, siendo esto algo que la gente de aquella empresa sigue lamentando al día de hoy seguramente. Este auto recibió ese nombre en honor al hijo de Henry Ford, quien era el fundador de la empresa, y esta era una de las razones de peso para que se les diera tantos recursos para este proyecto, y todo para que las ventas que se habían estimado no hubieran estado ni cerca de las ventas reales, ya que la gente rechazó desde un principio este modelo de auto tan feo. Este modelo, el Corsair, era de los más lujosos que tenía toda la línea de Edsel, pero ni tanto lujo, ni tanta decoración que se le dio al auto fue suficiente para que el auto se vendiera, por lo que la línea entera desapareció unos 3 años después de que fuera lanzado al mercado.

La camioneta Pontiac Trans Sport del año 1990 es un modelo que aún se puede ver hoy en día, y es una lástima porque es un vehículo muy incómodo de ver la verdad. Cuando el concepto de este auto se dio a conocer años previos a su fabricación, parecía que iba a ser algo realmente atractivo, nuevo e innovador, cosa que fue muy bien recibida entre toda la industria, generando muy altas expectativas del dinero que este auto iba a generar. Para la mala suerte de esta empresa, esto no sucedió, ya que, como he mencionado anteriormente, era un coche muy feo, y la respuesta negativa del público fue lo que provocó que su producción se descontinuara. Pese a esto, el auto sí fue muy famoso entre la gente, ya que se le relacionaba con una pequeña aspiradora de mano creada por la compañía Black and Decker que estaba muy de moda en esos tiempos, y por esta razón a este auto se le conoció como aspiradora.