Historias de lunas de miel fallidas por no ir a las agencias de viajes

 

En la luna de miel, las parejas desean que todo sea absolutamente perfecto. Recurrir a las agencias de viajes es la mejor idea, ya que no todas las personas se aseguran de que sus viajes sean lo que habían pensado antes de cerrar el trato en internet. Si tú eres una de esas, verifica lo que puede sucederte si no eres cuidadoso.

  1. En algún lugar me enteré de una pareja de recién casados que quiso conocer Nueva York. Pensaban que el invierno nevado podía ser la forma más romántica para celebrar sus primeros días juntos como marido y mujer. Lo que no esperaban era que, por seguir consejos de amigos, se hospedarían en un hostal muy barato, pero horrible.
  2. Pero algo peor fue lo que le pasó a una pareja que se quiso ir de crucero para sus primeros días como marido y mujer. En su búsqueda de opciones, encontraron una que era muy barata y que el lugar se veía increíble, por lo que no dudaron en reservar. Muy contentos llegaron a su cuarto, para ver que no tenían ni una sola ventana y que todos los niños los alojaban en la parte superior.
  3. No obstante, en los cruceros no sólo se necesita elegir un buen camarote para que todo salga bien. Incluso, aunque elijas la habitación perfecta y hayas viajado con tus padres en otro momento, existe algo que puede salir mal, y que no habías esperado para nada, debido a tus experiencias pasadas como un caso que escuché. El detalle con estos lunamieleros fue que habían sido mantenidos por sus padres durante mucho tiempo, incluyendo las ocasiones en que habían estado en los cruceros. Así pues, al llegar, comenzaron a ver que sus cuentas tenían cargos que no habían hecho, o que no recordaban haber hecho. Y así se dieron cuenta de que no estaban en un crucero que tenía todo incluido.
  4. Otro de los casos que quisiera contarles es sobre unos que decidieron buscar un hotel que estuviera en algún sitio del Caribe, porque ellos querían ir, pero sin gastar más de lo que tenían. Encontraron uno que parecía tener unas vistas maravillosas y que se ajustaba muy bien a su presupuesto, por lo que lo apartaron sin dudarlo más. Una vez ahí, en su noche de bodas, descubrieron que la cama no era nada cómoda y tenía sábanas sucias.
  5. Ahora bien, puede que el hotel seleccionado hubiera estado bien, pero siempre hay algún desperfecto, como es el caso de los que les contaré a continuación. Me enteré de unos recién casados que, cuando llegaron a su hotel, se dieron cuenta de que no habían elegido la mejor fecha, pues como eran vacaciones, su viaje romántico se convirtió en un viaje infestado por niños.
  6. Sin embargo, existen detalles que no podemos adivinar, a menos que hayamos vivido algo así. Por ejemplo, cierta pareja decidió ir a unas cabañas de un país centroamericano, pero siempre reservando la de menor costo, pues pensaban que no había necesidad de gastar si sólo querían ir a la playa. Al final, resultó que la cabaña más barata lo era porque estaba lejos de la playa, y tomaba casi media hora llegar a ella.
  7. Por otro lado, es conocido que las Vegas es uno de los sitios favoritos para las lunas de miel, aunque también para las despedidas de solteros. Como sea, leí que una pareja había ido a un hotel de lujo con un paquete bastante accesible, que, en teoría, incluía todos sus gastos. Poco a poco, su tarjeta empezó a presentar cargos que no recordaban haber comprado, hasta que vieron que no todos eran incluidos, o al menos, no la botella de agua de la habitación.
  8. Pero retomando las tragedias en los cruceros, debo mencionar que una vez me crucé con un par que parecía muy despistado y que eso podría explicar lo que les sucedió. A ellos les pasó que fueron a uno de los lujosos cruceros que aparecen en la televisión, con la idea de mantenerse un poco aislados del resto del mundo. Pero no pensaron que fueran a necesitar un pasaporte, ya que no creían tocar tierra en otro lugar que no fuera México. Por supuesto que no fue así. Una parada en Florida durante tres días fue suficiente para arruinar su viaje, ya que no podían bajar del barco.
  9. Sin embargo, no es lo peor que pueda pasar a una persona que se vaya de vacaciones. ¿Qué sentirías de estar en medio de la jungla, en tu luna de miel, y sin siquiera un aire acondicionado? Bueno, esa es otra de las tragedias de luna de miel que sé que han sucedido.
  10. Finalmente, no hay nadie que deba irse sin hacerse un seguro para viajes. Las agencias de viajes pueden hacerlo a través de convenios, lo que será más conveniente para quienes viajan, ya que no se querrán arriesgar ante algún evento que no esperaran y para el que no estén preparados.