Lo que debes saber sobre un expediente clínico electrónico

Nuestro día a día se ha visto transformado constantemente por la evolución dentro de los aparatos electrónicos y las formas de hacer más eficientes nuestras labores. Así pues, la intención de muchas empresas es apostar hacia el lado científico y tecnológico, de forma que se destaquen dentro de la multitud de instituciones en el país. Especialmente en el mercado de la salud, es necesario ir al día con los avances, por lo que nuestra nación ha comenzado a notar cambios en algunos sitios, que se relacionan con la forma de llevar el historial médico. El expediente clínico electrónico es la nueva forma en que las clínicas y los hospitales han decidido optimizar sus procesos, implementándolo con excelentes resultados. Sin embargo, sé que no muchas personas están al tanto de ello, por lo que les comentaré un poco de lo que trata esta maravilla que ha revolucionado el mundo de la medicina y la velocidad en la atención del paciente.

Primeramente debo decir que un expediente clínico electrónico, que a partir de ahora llamaremos ECE, consiste en una herramienta muy popular en hospitales del extranjero, quienes la adoptaron por la alta eficiencia que garantiza en poco tiempo. La meta que tiene el uso de esta herramienta es poder dar la mayor cantidad de información útil posible a las personas que laboran dentro de algún hospital. Esta información debe incluir datos sobre el historial médico de las personas que estén solicitando la atención de sus médicos. Igualmente, el ECE debe proporcionar la información que los médicos requieran, en caso de que sea obligatorio tomar una decisión sin que el paciente o algún familiar estén cerca para ser consultados. Algunos de los datos básicos que se pueden encontrar en los expedientes clínicos electrónicos son el tipo de sangre, las operaciones que haya tenido, el historial de enfermedades crónicas, así como las vacunas que le hayan sido aplicadas al paciente. Sin embargo, algo que ha sido de gran uso y relevancia ha sido poder incluir la información relacionada con las enfermedades familiares que hayan estado en sus antecesores, y que pudiera tener dentro de sí sin notarlo. En fin, una de las maneras en que se define a los ECE es una consolidación de información, que suele dar forma y orden a todo lo que es de relevancia dentro del mundo médico. Así pues, un ECE es un punto de partida que podrá guiar al doctor sobre las medidas que se deben tomar en algún momento específico. Y como dije previamente, la velocidad en que la tecnología se desarrolla es increíble, por lo que hace falta estar actualizado constantemente, para no quedarse rezagados en los aprendizajes. Dado que el concepto no ha variado, lo que sí se transformó es el tipo de sistema que se utiliza, así como la forma de administrarlo y organizarlo dentro del programa. La interfaz digital ha sido algo que se ha integrado, en la mayor parte de los consultorios, con una gran aceptación de los usuarios, quienes notaron la mejora en su trabajo, sin que tuvieran que hacer demasiadas pruebas para confirmarlo. Sin embargo, como nunca es suficiente, se debe poder mejorar cada vez más en los aspectos de salud. Por ello, han surgido alternativas en los ECE, de forma que se adapten mejor a las necesidades.

El expediente clínico electrónico se refiere, básicamente, a los expedientes que pueden consultar los trabajadores autorizados de alguna institución, y que guardan los datos necesarios para cerciorarse de las medidas tomadas para conservar o mejorar la salud de los pacientes. El expediente puede ser generado, administrado, consultado y compartido en cualquier minuto, pero es necesario destacar que, como es algo confidencial, no cualquier persona debe tener permiso para acceder a la información.

or otro lado, un expediente electrónico de salud no es muy diferente a lo que hemos explicado sobre el expediente clínico electrónico, ya que puede guardar los mismos datos sin ningún problema, aunque tiene un contraste muy grande: puede ser verificado por personas de más de una institución de salud.

En tercer lugar, tenemos al sistema de información hospitalaria. Éste fue diseñado para que se administren muchos más aspectos en forma digital, pues además de la cuestión médica, los hospitales necesitan llevar un control administrativo y financiero, el cual puede obtenerse con esta útil herramienta. Pero también es posible utilizarla sólo para la parte organizacional y luego unir la parte médica: no hay límites para la tecnología.

Los beneficios son innumerables cuando se comienza a utilizar un expediente clínico electrónico, pues no sólo mejora la eficiencia en la administración de los centros de salud, sino que los pacientes también nos vemos sumamente beneficiados, ya que existirá menores probabilidades de que algún medicamento nos sea mal recetado, o que el diagnóstico sea determinado sin considerar algunos puntos indispensables para llevarlo a cabo. Sin duda, lo recomiendo ampliamente.