René Escobar impulsa los deportes en México

Hasta hace algunos años, el actual empresario René Escobar era también un atleta de alto rendimiento que competía en triatlones y maratones.

Cuando René Escobar tenía tiempo suficiente para el deporte, llegó a competir en más de 20 triatlones, incluyendo algunos Ironman, y diversos maratones donde siempre quedó entre las mejores posiciones. Aunque hoy dedicarse a los deportes como antes le resulta imposible, todavía enumera sus múltiples beneficios no sólo a nivel físico, sino también profesional, mental y emocional.

Si bien el deporte es un recurso fundamental para mantenerse en forma y con buena salud, es también una fuente de inspiración para muchas personas, que encuentran en la constancia fanática y esa lucha por querer ser siempre el mejor atleta, el ímpetu necesario para seguir adelante y alcanzar nuevas metas. Encima de eso, René puede distinguir algunas enseñanzas clave que los deportes le brindaron, y que le han servido a lo lardo de su vida personal y profesional.

La experiencia de René Escobar

René Escobar era obsesivo con el deporte; siempre quería ganar, siempre veía hacia arriba, nunca hacia abajo. “Era muy estricto conmigo mismo, tenía una disciplina extrema”, recuerda. Sin embargo, el deporte le hizo desarrollar distintos hábitos de disciplina y valores como el esfuerzo, el trabajo y mucho carácter, mismos que le han servido en las distintas áreas de su vida. Gracias a ello, ha podido llegar lejos en el ámbito profesional.

Hoy en día, la cantidad de niños y jóvenes con sobrepeso u obesidad en México, ha alcanzado cifras nunca antes vistas, incluso llegando a tener protagonismo en el panorama internacional. Por eso, ahora más que nunca es indispensable fomentar los deportes y crear los ambientes necesarios para desarrollarlos. Preocupado por esta situación, René ha tomado cartas en el asunto por iniciativa personal.

En estos momentos su Fundación EB para atletas mexicanos está en etapa de desarrollo. Con ella, René desea impulsar a los jóvenes talentos del deporte que no tienen los recursos suficientes para alcanzar sus sueños por sí solos, y posicionar el deporte nacional en un mejor lugar a nivel internacional. De alguna manera, espera que con estas acciones no sólo más jóvenes deportistas puedan alcanzar sus metas, sino que también otros encuentren inspiración y motivación suficiente para comenzar a ejercitarse o practicar algún deporte.

El ejercicio regular ayuda a prevenir problemas graves de salud, alivia el estrés y la ansiedad, mejora el sueño y la concentración, fortalece huesos y músculos, aporta disciplina, fomenta los valores, eleva el autoestima y favorece el compañerismo, entre muchos otros beneficios que se podrían mencionar.

Con más iniciativas como éstas, la mala reputación de México en cifras de obesidad y posicionamiento deportivo, pueden mejorar rápidamente.