Seguridad desde la compra de los boletos de autobús

Puede que las condiciones actuales de la seguridad en el país no te den toda la inspiración que necesitas para comprar boletos de autobús sintiéndote plenamente satisfecho con tu compra. A veces nos queda esa espinita, causada por las noticias y la televisión, pero no podemos detenernos sólo por ello, así que te doy unos tips para el viaje.

Cuando vas a viajar, quizá hayas escuchado a tu madre o tu abuela decir lo que yo estoy a punto de decirte. Sin embargo, a veces subestimamos lo importante de la lógica y el pensamiento racional durante el viaje. Así pues, las recomendaciones que te daré apelan a este tipo de forma de pensar.

En primer lugar, no lleves a la vista nada que pueda ser llamativo, para no ser un blanco fácil. Pero también recuerda que siempre debes viajar con los números de emergencia, como el 066 para hablar a la SSP a nivel federal, y el 088, para recurrir a la del D.F.

La forma en que se llevará a cabo el recorrido es algo que también debe estar en tu mente cuando consigas tus boletos de autobús. No sólo es necesario preguntar cuándo sale y cuándo llega, sino también averiguar en qué puntos habrá paradas en el camino, si es que hay alguna. Incluso, aunque ya creas conocer la ruta, puede que haya habido algún cambio imprevisto por la carretera o el mal tiempo, por lo que hace falta que rectifiques la información que tienes. Esto será de gran utilidad en caso de que el autobús se detenga en el camino, y en alguna ocasión se vea alguna actividad que sea sospechosa. Por ello, hay que mantener los ojos abiertos, ya sea para marcar a la autoridad correspondiente, o bien, a quien esté relacionado en el caso.

Ahora bien, puede que viajes en soledad por todo el mundo, y que realmente lo disfrutes. Pero eso no significa que sea prudente desaparecer de la faz de la tierra un día, para reaparecer al día siguiente en otra ciudad. Recuerda dejar los datos de tu itinerario a alguien cercano a ti, ya sea amigo o pariente, para que puedas avisar a alguien si tu autobús se detuvo en algún sitio y no ha dado señales de volver a arrancar. Además, eso les dará la oportunidad de localizar exactamente el punto en donde te encuentras.

Por último, si se da ese tipo de situaciones en tus viajes, recurre al 066, ya que será conveniente que reportes todo lo que has visto en el recorrido. Así, podrán localizar el lugar donde ha sucedido todo, y acudir en su ayuda, en caso de que sea necesario.

Todas estas recomendaciones fueron escritas por algo. La comodidad a veces puede ser sacrificada para que todo vaya mejor, aunque eso signifique que nuestro recorrido no será el más cómodo que podemos conseguir. Sin embargo, eso no significa que todo tiene que ser así a partir de ese momento. Tú sólo debes seguir estos puntos.

  1. La mejor información puede venir del lugar que menos te lo esperas. Por ejemplo, cuando iba a un lugar, por casualidad comencé a platicar con el conductor, y él fue quien me recomendó algunos de los sitios que más me gustaron en el viaje. Así pues, no creas que no saben nada del lugar, si te intentan decir algo. Generalmente, saben muchas cosas que los turistas no.
  2. El tiempo en las paradas de los viajes suele ser un poco reducido. Si necesitas comprar algo o ir al tocador, pero sabes que te llevará un poco de tiempo, avisa al conductor para que no te vayan a dejar atrás en el recorrido. Y también apúrate, para que no te estén esperando todos.
  3. Puede que no lo sepas, pero las maletas no sólo se pueden perder en los aviones. Por ese motivo, llevar una mochila en la mano puede ser la forma más sencilla de evitar contratiempos cuando se viaja y se pierde la maleta documentada. En la maleta de mano podrás guardar lo más importante para tu viaje, sin tener que separarte de ello.
  4. Para ya casi terminar, debes asegurarte que el camión que te asignen esté lo más limpio posible. Si encuentras un desperfecto, siempre puedes reportarlo, ya que debe ser higienizado en cada ocasión en que suban nuevos pasajeros.
  5. Pero si hay algo de lo que depende nuestra comodidad es el lugar donde nos pensamos sentar. Casi siempre prefiero ir en uno de los lados con ventanas, ya que así puedo dormir un rato cuando no me gusta la película o ver qué sucede afuera.
  6. Por último, recuerda que todos los que viajamos en el autobús tenemos los mismos derechos. Puede que tu espacio no tenga demasiado que dar de sí, pero todos los asientos son iguales, por lo que no debes tener un motivo para robar el escaso espacio de quien se sienta al lado o detrás de ti. Así pues, lo mismo sucede con las cabinas para equipaje, donde sólo puedes utilizar el espacio donde hayas elegido guardar tu maleta de mano. Así no habrá ninguna discusión.

Por último, te recomiendo ver el sitio de PriceTravel, donde encontrarás muy buenas tarifas en los boletos de autobús.