¿Son malos el crédito y los préstamos personales?

Ocurre más seguido de lo que debería, pero en múltiples ocasiones las personas quieren adquirir algún bien, pero, justamente en ese momento, no tienen el dinero a la mano para poder comprarlo, por lo que comienzan a pesar en formas que les permitan comprar aquello que ellos tanto quieren, aunque muchas veces no sea algo que verdaderamente necesitan, y los préstamos personales entran en juego como una herramienta de financiamiento. Lo menos importante en estos casos es si el objeto en cuestión es una gran mansión, es un teléfono celular o es un automóvil último modelo, lo que importa es que los créditos son el instrumento financiero de preferencia para poder afrontar este tipo de situaciones, y lógicamente esto provoca que las personas se endeuden, aunque hay algunas personas que podemos decir que lo hacen más de la cuenta, pues se endeudan a niveles que ya ellos mismo no pueden mantener.

A continuación, daré unos cuantos consejos para que los préstamos personales puedan ser utilizados de una manera correcta y que puedan ser realmente un instrumento de ayuda para la gente que los necesita. En caso de que necesiten un poco más de información al respecto, les comento que podrán encontrar lo que busquen aquí https://prestadero.com/blog/index.php/category/prestamos-personales, que es un sitio en donde siempre dan muy buenos consejos para la administración del dinero y todo ese tipo de temas.

Como comentaba anteriormente, hay mucha gente que simplemente no sabe cómo usar los préstamos personales, y no es que pedir un crédito sea algo maligno que va a llegar a destrozar tu economía, más bien, es un instrumento bastante útil y benéfico en caso de que sepas usarlo con responsabilidad. Desafortunadamente, en México existen muy pocas personas que realmente sepan cómo utilizar este tipo de créditos, por lo que es necesario informarse antes de meter la pata. Para empezar, debemos de investigar cual es la tasa de interés a la que nos están otorgando el préstamo. Conocer esta información es altamente importante pues la tasa de interés es lo que va a determinar el costo que el usuario va a tener que pagar debido al préstamo, mientras más alta sea la tasa de interés, mayor será el costo que va a tener este préstamo para el usuario. Pedir un crédito viene siendo exactamente lo mismo que pedir dinero prestado para adquirir cualquier cosa, pero se debe de pagar un interés por haber recibido ese préstamo. Sobre esto, debemos de establecer desde un inicio que tener una deuda siempre es un aspecto negativo, y esto podemos verlo demostrado al momento en el que se quiere calcular el patrimonio de cualquier persona. Para poder hacer este cálculo, primero debemos de tomar en cuenta todos los activos que pudiera tener, ya sea dinero en efectivo, la cantidad de dinero que tenga ahorrado en cualquier cuenta de banco, lo que tenga invertido y el valor de todos sus bienes, ya sean muebles o inmuebles. A la cantidad que resulte, se le tiene que descontar las deudas que aquella persona pueda tener, si es de créditos por pagar, o si es que debe de algún préstamo o algo parecido. Es por esto que se debe de tener clara una cosa, que mientras sea mayor la cantidad de deuda, el patrimonio va a ser cada vez menor.

Esta es la razón principal por la cual debemos de comenzar a corregir los hábitos de gasto que tenemos, pues, a pesar de que utilizar un crédito puede ser algo extremadamente atractivo, también se puede convertir en un peso bastante complicado de cargar, si es que no se usa con responsabilidad.